Los videos en 360 grados muestran una visión inmersiva de los alrededores, permitiendo al expectador, tener una experiencia virtual en el lugar donde se ha realizado la grabación.